Bonita reflexión sobre RESPETO. Grupo de Pensamiento de Sol

Parece que es la actitud de Respeto, transmitida en cada acción por todos y cada uno,  el embrión del que va brotando otra manera de vivir que nos ilumina la cara, la curiosidad y la mente.

Hemos deseado que las premisas de Respeto y Diálogo, la Asamblea, hayan ganado y hemos demostrado lo caduco de los discursos rígidos retroalimentados de si mismos.

25 mayo 2011 Reunión de 2 Grupos de Trabajo: Pensamiento y Respeto.

Respeto como condición y substrato para la expresión, convivencia y diálogo entre las pluralidades. Respeto, según la connotación de Sol, es el signo de la indignación, una vuelta de tuerca al contenido de la revuelta.

Al final de la manifestación por una Democracia Real Ya el 15 de mayo, los indignados de toda condición vieron necesario dar cauce al desarrollo y evolución de esa expresión colectiva de protesta, de la marcha se derivaba el asentamiento y la reflexión. La resistencia contra el desalojo policial defendía y legitimaba la instalación en Sol como medida contra el desalojo de la esperanza y las ilusiones perpetrada y consentida por los supuestos “representantes políticos”. No se trató tanto de ocupar Sol como de liberar Sol del discurso capitalista dominante.

La voluntad de los conformadores del colectivo de voces y tradiciones políticas diversas, fraguadores de la denuncia y rebelión contra el discurso dominante, en víspera de elecciones decide expandir pacíficamente una  propuesta de consenso de mínimos (modificación de la ley electoral, penalización de la banca y …. ).

La acampada en el centro de sol era la ocupación física y simbólica de la plaza y del ágora pública, “no nos vamos porque la plaza es pública, es nuestra”. Acampar constituía la toma de la palabra y del territorio para la denuncia de la estafa económica y política denominada “crisis” en una de las zonas clave del mercado.

La acampada, expresión de la indignación y de la propuesta de mínimos, espejo en que se han reconocido millones de personas, eco de las propias voces silenciadas o disociadas en post de la adaptación a un estilo de vida salvajemente ultrajante de la autonomía y la justicia, requería e incluía la delimitación del territorio de las tiendas de estos pioneros. Y, a modo de marcador de contexto, los carteles con las consignas constituyeron los hitos de dicho territorio que necesariamente había que proteger y defender. Surge así la responsabilidad de cuidar el espacio propio y defenderlo de intimidaciones o provocaciones.

El ánimo del pacifismo permitió articular la ira de la revolución legítima, la colaboración entre iguales y el respeto a las personas y a la propia lucha se puso por encima de las diferencias. Así se creó la Comisión de Respeto, con el doble fin de garantizar tanto la
protección como la seguridad del entorno, y de concienciar y potenciar las condiciones  para una Democracia Real Ya, esto es promover la asamblea  como método de toma de decisiones y la escucha activa que la sustenta.

No se trataba tanto de superar contradicciones como de construir las condiciones para el diálogo y la conversación entre interlocutores muy variados y mutuamente legitimados.

El colectivo, la aldea, la acampada, cualquier significante que se elija no da cuenta suficiente de la pluralidad de posiciones y voces, cualquier reduccionismo u homologación es una violencia contra esta realidad construida a la que denominamos spanish revolution, en honor a las comunas y colectividades de principios del s.xx.

La dinámica entre la multiplicidad de perspectivas y matices en simultáneas correlaciones circulares, evolucionando en diálogo respetuoso, deja obsoletos no solo los grandes discursos sino el meollo del concepto de representatividad. No parece necesario  ni el
arbitraje ni la interpretación en cuanto se abre la disposición a la escucha de los intereses y motivaciones de cada un@. Dejar en casa signos y símbolos marcadores de identidades diferentes abría y facilitaba el diálogo así que la Asamblea eligió priorizar la voz de los factores comunes antes que las voces de los discursos tradicionales como postura o estrategia política.

El Respeto es el Signo de esta revolución.

Hemos deseado que las premisas de Respeto y Diálogo, la Asamblea, hayan ganado y hemos demostrado lo caduco de los discursos rígidos retroalimentados de si mismos.

La Comisión de Respeto, originalmente nutrida de saberes previos (Intervención en Crisis, Trabajo Social, Sociología, Psicología, Pragmática del Lenguaje, Filosofía del Lenguaje…) se enriquece con el saber derivado de la acción y la praxis. Ante la competitividad de voces, la Comisión apuesta por la empatía y la mediación para el diálogo. Ante el conflicto de intereses, se escuchan las motivaciones y se trabaja contra los prejuicios para colaborar en un resultado beneficioso para todos.

La democracia directa se ensaya y crea en múltiples conversaciones, cuando lo ajeno del otro provoca ancestrales miedos, los miembros de la Comisión proponen la atención y la mirada considerada hacia las diferencias para facilitar el consenso. Traducir posturas y hacer partícipes a los protagonistas como autores del proceso de diálogo y construcción social, deconstruye el conflicto y lo disuelve.

Las diferencias que los otros portan y exhiben nos retrotraen a nuestra propia diferenciación y pluralidad, quebrando la idea previa de unicidad subjetiva que traíamos. La revolución social empieza con revoluciones personales se repite en las asambleas. La cocreación o construcción del interjuego entre lo individual y lo colectivo difumina límites y va creando lo que algunos llaman una inteligencia común que no anula ni las diferencias ni la constante creación de alteridad. La igualdad en derechos no subsume ni elimina las
diferencias porque es desde el respeto a la diferencia desde donde se puede crear diálogo.

Lo real, lo simbólico y lo imaginario dan de si situaciones controvertidas donde los miembros de la Comisión de Respeto argumentan y apaciguan tensiones que pasan a verse como innecesarias. No hay simbiosis ni eliminación sino generación de ideas y prácticas sociales producto del debate entre interlocutores que se reconocen iguales y legítimos en sus diferencias.

Cada objetivo, que de suyo siempre conlleva acotamiento temporal, constituye el indicador de lo más adecuado en cada momento canalizando la espontaneidad y la sincronicidad. Los objetivos no se confunden con los fines y la conciencia de evolución y desarrollo alienta las esperanzas y las ilusiones de construir en cada conversación el tipo de relaciones en que preferimos estar y que nos sientan mejor.

Si hubiera un fin ideal podría describirse como la autodisolución de la comisión de respeto en tanto en cuanto esta Actitud fuera puesta en acto individualmente en cada momento. La relación de respeto inclusivo, la veneración de la alteridad del otro, activan la curiosidad por las diferencias en un clima de horizontalidad. La mente es creativa si hay respeto en la acción y en la interlocución. No se trata de tolerancia, que implica jerarquía y verticalidad, sino la construcción de un clima colectivo de escucha y empatía que es el substrato para el acuerdo y consenso de los contenidos mínimos que se reivindican. Reaparecen temas universales reactualizados y revisados como Persona, amor a la Humanidad, Ecología Humana, Espiritualidad, nutrientes de este movimiento revolucionario de Respeto por las posiciones, los ritmos de desarrollo, las diferencias, las subjetividades, los cuerpos, los lenguajes y símbolos…

Entre los muchos análisis posibles, hay dos niveles de análisis que merecen atención, el de los Contenidos (DRY apunta a unos objetivos declarados de reivindicación política expresada mediante el Acuerdo de Mínimos) y el del Continente o Proceso Grupal o colectivo. Ambos se retroalimentan recíprocamente, y parece que es la actitud de Respeto, transmitida en cada acción por todos y cada uno,  el embrión del que va brotando otra manera de vivir que nos ilumina la cara, la curiosidad y la mente.

A través del relato de múltiples puestas en acto de mediación llevadas a cabo por los miembros de la Comisión de Respeto, revaloramos lo que sabíamos: que toda acción social produce sentido, y además, descubrimos que Respeto -made in Sol- es el signo característico de este cosmos en expansión que es Sol.

……….

Este texto es subjetivo, elaborado sobre notas y apuntes parciales, no totales, registradas en directo.

Acerca de Asamblea Popular 15M Villa de Vallecas

Asamblea Popular de Villa de Vallecas perteneciente al Movimiento 15M
Esta entrada fue publicada en Difusión. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bonita reflexión sobre RESPETO. Grupo de Pensamiento de Sol

  1. Mº Gloria Rodriguez dijo:

    Me identifico totalmente con todo lo vertido en este texto, de hecho creo que todos, y digo todos..los seres humanos o no., estamos evolucionando tan, tan deprisa que da vertigo, pero vertigo del bueno de ese que te hace sonrreir, del que te hace tolerante, donde antes solo tenias ira y violencia y por tanto dabas ira y violencia a tu entorno,
    de pronto algo en ti ha cambiado y respondes desde el respeto al otro aunque sea diferente………….

    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s