Asamblea temática “Campaña ropa limpia” 26 enero de 2014 – GT Tienda Gratis VVK

Los Salarios en el mundo de la confección 

Aunque muchas marcas de ropa incluyen el pago de un salario digno en sus códigos de conducta, casi ninguna ha intentado poner en práctica.  Aunque la mayoría de países tienen establecido un salario mínimo legal, éste se mantiene muy por debajo de los niveles de subsistencia con el fin de atraer las inversiones extranjeras. Los salarios mínimos no se ajustan al aumento del coste de la vida, disminuyendo progresivamente los ingresos de las trabajadoras. El aumento global de los precios de los alimentos ha hecho que la situación sea aún más desesperada, llegando al punto de que la población no puede cubrir sus necesidades básicas. De hecho, los salarios en la industria textil y del calzado para una semana de trabajo están habitualmente por debajo del umbral de la pobreza absoluta declarado por la ONU. 

Un modelo insostenible

La industria de la moda es una de las más lucrativas, gracias a las inversiones multimillonarias de los gigantes minoristas y al merchandisingEstas empresas ganan 15.946 millones de euros al año (Inditex), pagan a sus ejecutivos 20 millones de euros (como es el caso de Pablo Isla, presidente de Inditex) y pueden pagar 8 millones de euros a una modelo para hacer una campaña. Estas empresas no son propietarias de su propia producción, instalaciones o trabajadores, sino que subcontratan la producción a países proveedores donde los salarios son muy bajos-una práctica que les da una tremenda flexibilidad sin tener que asumir la responsabilidad de pagar a las trabajadoras que producen la fuente de su riqueza.

La presión que ejercen las marcas de moda sobre los proveedores: costos, plazos de entrega o la variación del volumen de los pedidos según las exigencias del mercado; se traduce sobre las trabajadoras en forma de salarios de miseria, horarios de trabajo excesivos, malas condiciones laborales y la negación del derecho a organizarse y negociar colectivamente.

Este modelo de negocio basado en la exportación de prendas de vestir en un mercado ya de por sí saturado, deja atrapadas a las personas trabajadoras en trabajos precarios, inseguros y mal pagados. Los compradores extranjeros no sacan de la pobreza a las trabajadoras, como se suele justificar, al contrario, se benefician gracias a ellas y hay que recordar que las empresas transnacionales destruyen más empleos de los que generan, ya que la artesanía y industria local acaba por desaparecer al no poder competir con aquellas empresas. Son ellos quienes marcan los plazos del comercio, incluyendo los precios que pagan a los productores, lo que afecta directamente a los salarios de las trabajadoras.

SALARIOS DIGNOS

La industria textil es una de las que más trabajo genera en todo el mundo. Por ejemplo, en Asia da trabajo a más de 15 millones de personas que en su gran mayoría son mujeres. Las marcas internacionales ganan millones en beneficios todos los años, pero esta industria floreciente depende de la mano de obra barata de millones de trabajadoras, a quienes se explota y se paga sueldos que están muy por debajo de los salarios dignos.

¿QUÉ ES UN SALARIO DIGNO?: EL DERECHO A UN SALARIO DIGNO

Un salario digno debería ganarse con el trabajo realizado durante la semana laboral estándar (no más de 48 horas), y debería ser suficiente para que una trabajadora del sector textil compre comida para sí misma y para su familia y para que pueda costearse la vivienda, la atención medica, la ropa, eltransporte y la educación, y debería quedarle una pequeña cantidad deahorros para poder hacer frente a posibles imprevistos.

Sin embargo, no se pagan salarios dignos, y eso hace que muchas trabajadoras del sector textil se vean obligadas a trabajar largas jornadas para ganar dinero extra y no puedan arriesgarse a no trabajar cuando sus condiciones laborales son inseguras o cuando tienen problemas de salud. 

LA CAMPAÑA ROPA LIMPIA INTERNACIONAL 

La Campaña Ropa Limpia internacional junto con las y los trabajadores del sector textil, los sindicatos y las personas consumidoras se unen en esta Campaña Salarios Dignos para exigir que en la industria textil se paguen sueldos que sean suficientes para vivir con dignidad.

LA CAMPAÑA ROPA LIMPIA EXIGE: 

  • A las marcas de ropa y a las compañías: que adopten las medidas necesarias para garantizar que las y los trabajadores de toda su cadena de suministro reciban un salario digno, dando pasos concretos y que se puedan medir.
  • A los gobiernos de los países productores del sector textil: que garanticen que los salarios mínimos que establezcan cumplen los estándares del salario digno.
  • A los gobiernos europeos: que desarrollen regulaciones que garanticen que las marcas textiles asumen sus responsabilidades por el impacto que tienen sobre la vida de las trabajadoras de sus cadenas de suministro, incluyendo su derecho a un salario digno.

FIRMA ON LINE
http://www.ropalimpia.org/es/salariosdignos/participa

                ¿Cuánto gana una trabajadora?

34Gastos_camista

 

Tabla_salario minimoAsia

salarrR

LAS 10 EXCUSAS MÁS UTILIZADAS POR LAS EMPRESAS PARA NO PAGAR UN SALARIO DIGNO

Excusa nº 1: No es posible pagar un Salario Digno  porque no hay consenso sobre cómo se calcula

La Alianza Asia Floor Wage (Alianza por un Salario Digno en Asia compuesta por 80 organizaciones sindicales, de defensa de los derechos laborales y ONG de 6 países de Asia http://www.asiafloorwage.org ) hizo el trabajo más difícil y en 2009 presentó el cálculo de lo que representaría un Salario Digno para los y las trabajadoras de la confección Asia. El cálculo está fundamentado en la cesta básica de alimentos de una persona trabajadora y su familia y los costes que deberá pagar para vivir. La fórmula propuesta por AFW fue presentada a las empresas como una solución al debate teórico del cálculo de los Salarios Dignos. Muchas empresas dijeron que la propuesta era interesante pero, a día de hoy, ninguna ha comenzado a utilizar oficialmente este indicador como referencia para fijar y pagar un salario digno.

Excusa nº 2: Las personas consumidoras no quieren pagar más por la ropa

Las trabajadoras que la han fabricado tan sólo representa el 1-3% del precio final de la prenda. Si pagamos 8 euros por una camisa, la trabajadora que la hizo recibirá como mucho 24 céntimos. Si se doblase su salario (y todo el incremento se pasa al consumidor final), significaría encarecer la camisa otros 24 céntimos.

Excusa nº 3: Son los gobiernos, no las empresas, quiénes deben fijar salarios mínimos suficientes

Los gobiernos de los países productores de ropa posicionan sus países en base a la competitividad internacional y saben perfectamente que las multinacionales de la moda se irán con sus pedidos a otra parte si los costes laborales son demasiado elevados. Son las multinacionales quiénes detentan el poder en esta industria, no los gobiernos.

Excusa nº 4: Nuestra empresa crea puestos de trabajo en estos países. Al suministrarnos en estos países, ayudamos a los y las trabajadoras que de otra manera no tendrían empleo

El hecho de que la gente esté desesperada no es razón para explotarles. Se les pagan salarios, sí, pero salarios de miseria que les obliga a hacer jornadas inhumanas para sobrevivir. Para muchos trabajadores y trabajadoras estos empleos acarrean costes ocultos devastadores: problemas de salud, agotamiento y rupturas familiares.  Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos “Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada,  en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social” (artículo 23 (3)).

Excusa nº 5: El coste de vida es más bajo en los países productores de ropa. Es normal que los salarios sean más bajos.

No estamos comparando los niveles salariales de Europa con los de los y las trabajadoras del resto del mundo. A través de las organizaciones de Asia que forman parte de la red internacional Campaña Ropa Limpia, sabemos que el salario mínimo en sus países respectivos no es suficiente para poder vivir y que a menudo ni siquiera llegan a ese salario mínimo.

Un salario digno permitiría a los y las trabajadoras acceder a agua potable, alimentarse adecuadamente, tener una vivienda, vestirse, educación, cuidados médicos y transporte, y también, disponer de una pequeña provisión para gastos eventuales. Debería por tanto cubrir las necesidades básicas de la persona trabajadoras y de su familia y permitirle participar plenamente en la sociedad y vivir dignamente. Así, debería tener en cuenta el coste de la vida, las prestaciones sociales en cada país y el nivel de vida de los otros segmentos de población. Esto es a lo que debería poder acceder un o una trabajadora en una semana de trabajo normal. No es el caso ahora.

Excusa nº 6: Si se incrementasen los salarios los países de bajos ingresos perderían su ventaja competitiva

El coste de la mano de obra representa una parte tan pequeña del coste total de una prenda de ropa que incluso doblando los salarios, el aumento sería mínimo.Se ha demostrado que el aumento de los salarios mejora la moral y la productividad de las personas empleadas al tiempo que reduce el absentismo y la tasa de rotación del personal. El pagar un salario digno mejoraría también la calidad y flexibilidad, mejorando así la competitividad de las fábricas proveedoras.

Excusa nº 7: El código de conducta de nuestra empresa contempla el pago de un salario digno

El que una empresa cuelgue su código de conducta en la web no es garantía de que la empresa esté pagando un salario digno. Los códigos de conducta sirven para algo en la medida en que se ponen en práctica de manera efectiva y existen procedimientos de control de su cumplimiento.

Excusa nº 8: No podemos pagar más por la crisis económica

El pago de un salario digno no es algo opcional que las empresas pueden elegir pagar o no. Los y las trabajadoras necesitan que se les pague un salario digno, no como un favor sino como un derecho y una necesidad, independientemente del contexto económico. Un salario digno no es un privilegio de ricos. Como dice la Declaración Universal de los Derechos Humanos,

Excusa nº 9: Si pagásemos salarios mayores en la industria de ropa, provocaríamos que las enfermeras y las maestras abandonen sus empleos para ir a buscar trabajo en la industria de la confección lo que destruiría el sistema educativo y sanitario de estos países

Si los salarios aumentan en el sector industrial, es posible que los gobiernos locales se vean obligados a ofrecer salarios más atractivos al personal de enfermería y profesorado. Pero sería algo que, con mayor masa monetaria circulando en el país, el tesoro público terminaría compensando. El pago de salarios dignos puede hacer crecer a las economías locales y permitir el progreso de los países en desarrollo. Actualmente la industria de ropa, no facilita el desarrollo de estos países, más bien al contrario, porque los beneficios ligados al trabajo de los millones de obreros y obreras mal pagadas se transfieren a los accionistas internacionales.

Excusa nº 10: Nuestros accionistas no apoyan que se pague un Salario Digno a los y las trabajadoras

Las empresas no toman decisiones en base al respeto de los Derechos Humanos sino al incremento de beneficios. Esto es un hecho y no lo vamos a cambiar. Donde sí podemos influir es en convencer al accionariado de la necesidad de actuar. A raíz de unos cuantos escándalos en los medios de comunicación, los y las accionistas de Primark acordaron en 2009 designar a un director de Responsabilidad Social Corporativa en el consejo de administración de la compañía y contratar a un equipo de RSC para abordar las cuestiones de derechos humanos. Empresas como Marks&Spencer hacen de sus “prácticas éticas” uno de sus reclamos de venta y han aumentado sus beneficios invirtiendo en iniciativas de RSC. Por otro lado, en el ámbito de las fábricas, los estudios demuestran que cuando los y las trabajadoras están bien remuneradas y trabajan un número de horas razonable son más productivas y fabrican artículos de mejor calidad. Salarios Dignos: Un derecho para todas

Declaración Universal de los Derechos Humanos Artículo 23):

LINKS DE INTERÉS

Tejiendo Salarios Dignos

Wage Ladder Background Study

http://www.ropalimpia.org/adjuntos/informes/Banglades%20Salario%20Digno.pdf

http://www.ropalimpia.org/adjuntos/informes/India%20Salario%20Digno.pdf

http://www.ropalimpia.org/adjuntos/informes/China%20Salario%20Digno.pdf

http://www.ropalimpia.org/adjuntos/informes/Camboya%20Salario%20Digno.pdf

 ¡¡MUEVETE Y EXIGE!!!

CARTA TIPO

Estimados / as Sres / Sras,

A través de la Campaña Ropa Limpia he conocido la dura realidad que viven millones de personas que trabajan en la industria de la confección en el mundo.

Como consumidor / a puntual de sus productos [nombre de la marca] me gustaría que  colaborasen para mejorar las condiciones de vida de las personas trabajadoras implicadas en su cadena de producción.

En este sentido, me  gustaría transmitirles  las siguientes preguntas:

– ¿Dispone [nombre de la marca] de un código de conducta?

– ¿Exige el código de conducta el respeto a los convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo?

– ¿Cuántos proveedores tienen? ¿En qué países?

– ¿Se exige a todos los proveedores que firmen el código de conducta corporativo?

– ¿Qué medidas toma la empresa en caso de detectar que una fábrica proveedora no cumple puntos básicos del código de conducta?

– ¿Como publica su empresa las medidas que se toman?

– ¿Tienen proveedores en países donde no están garantizadas las libertades sindicales?

– ¿Qué hace su empresa para promover la organización de los trabajadores y de las trabajadoras?

– ¿Qué medidas han emprendido para mejorar la remuneración de los trabajadores de su cadena de producción?

– ¿Han considerado la posibilidad de establecer un salario mínimo que permita a los trabajadores ya las trabajadoras cubrir sus necesidades dignamente

Espero con impaciencia sus respuestas.

Gracias por adelantado.

[Firma]

 

——————————————————————————————  

¿QUÉ ES EL SANDBLASTING?

El sandblasting es un proceso de tratamiento de la tela vaquera que la blanquea y le aporta un aspecto de tela desgastada. Consiste en la aplicación de un chorro de arena a presión que, normalmente, se realiza de forma manual y sin protección.

La técnica de sandblasting se utiliza desde hace 20 años en muchos países del Sur productores de pantalones vaqueros. Son las grandes marcas y las firmas multinacionales del Norte las que demandan vaqueros tratados con sandblasting, consolidando así la moda del efecto “desgastado”.

Informes médicos revelan que trabajadores del sector de sandblasting han desarrollado formas agudas de silicosis, una enfermedad pulmonar incurable que, en muchos casos, provoca la muerte.

Existen otras técnicas para desgastar vaqueros que no amenazan la salud de las personas que los producen, pero no son tan baratas. 

El sandblasting es una técnica abrasiva utilizada para alisar o dar forma a las superficies mediante la aplicación de un chorro de arena a gran presión. Esta técnica es tradicionalmente utilizada en la industria de la construcción para tratar el metal y la cerámica, entre otros. La arena natural contiene sílice. A pesar de los riesgos sanitarios que implica, una directiva europea permite el uso de esta técnica siempre y cuando los materiales abrasivos contengan menos de un 0.5 % de sílice; en los Estados Unidos se permite hasta un 1% si se usa la protección adecuada.

De acuerdo con el Comité de Solidaridad Turco de los Trabajadores de Sandblasting, la arena usada en Turquía para estos procesos contiene hasta un 80% de sílice.

En países como Turquía y Bangladesh, la aplicación del chorro de arena se hace de manera manual. Así, cuando los trabajadores aplican el chorro de arena a presión mediante tubos o “pistolas”, el polvo de sílice se libera en el aire.

¿Cuáles son los riesgos sanitarios?

La exposición al polvo de sílice produce silicosis en los pulmones de los trabajadores que inhalan el polvo.

La silicosis asociada al tratamiento del denim se diagnosticó por primera vez en Turquía en 2005. Un médico se dio cuenta de que muchos trabajadores, en su mayoría hombres jóvenes, que habían trabajado en talleres textiles ilegales en los que se fabricaban pantalones vaqueros caían enfermos, y eran erróneamente diagnosticados de tuberculosis. Hasta entonces, la silicosis se había relacionado con el trabajo en las minas y la construcción, así como con la producción de vidrio y cerámica.

Los trabajadores mueren como resultado de no poder respirar adecuadamente. No existe cura conocida. En la industria minera, la enfermedad aparece generalmente tras 20 o 30 años de exposición. Sin embargo, los trabajadores expuestos de manera intensa al polvo, caen enfermos mucho antes. En Turquía, trabajadores que utilizan la técnica del sandblasting han caído enfermos en apenas seis meses.

¿Qué es la silicosis? 

La silicosis “es una enfermedad pulmonar incurable causada por la inhalación de polvo que contiene cristales de sílice. Es una enfermedad irreversible que, además, avanza incluso cuando la exposición al polvo ha terminado. La exposición extrema está asociada a un menor periodo de latencia y a una más rápida evolución de la enfermedad. (…) La silicosis provoca fibrosis y enfisema pulmonar. (…) En fases más avanzadas, puede producir invalidez y, a menudo, sus consecuencias son fatales”*.

La silicosis se considera una enfermedad ligada al ámbito laboral/profesional. La OMS y la OIT lanzaron en 1995 un programa para la eliminación de la silicosis pero, hasta ahora, no se incluyen actividades contra la silicosis en el ámbito de la industria textil.

¿Por qué tratar los vaqueros mediante sandblasting? 

Las empresas de ropa multinacionales demandan pantalones vaqueros tratados mediante sandblasting. Es la técnica más precisa. Así se consiguen diseños y efectos concretos demandados por los diseñadores. Por el contrario, mediante la técnica de lavado a la piedra se consigue un efecto de desgaste más homogéneo. Dado que los riesgos sanitarios no se toman en consideración, la técnica del chorro de arena o sandblasting es un proceso muy barato ya que la arena rica en sílice no es cara y la aplicación manual del chorro de arena es una técnica simple. Aun así, los pantalones vaqueros de estilo desgastado/vintage se venden a precios muy altos, y llegan incluso a triplicar su valor. 

¿Cuál es la situación en Turquía?

A partir del año 2005, en Turquía los pantalones vaqueros son tratados mediante la técnica del sandblasting en pequeños talleres no registrados, dentro del sistema de economía sumergida. Gracias a una mayor concienciación y a una campaña pública, el Ministerio de Sanidad prohibió en marzo de 2009 esta técnica de blanqueado.

Se estima que entre 8.000 y 10.000 trabajadores han trabajado en talleres de sandblasting durante la pasada década, la mayoría de manera “informal” – los extranjeros y los niños son contratados de forma ilegal. De ellos, entre 4.000 y 5.000 padecen silicosis. Sin embargo, la mayoría de los trabajadores no es consciente de los riesgos. El Comité de Solidaridad ha conseguido llegar a 550 trabajadores afectados y conoce al menos 46 casos de muerte por silicosis. Aun así, el Comité tiene dificultades para llegar a más trabajadores afectados, debido a que muchos son inmigrantes de Rumania, Moldavia, Azerbaiyán o Georgia. En enero de 2010, el Ministerio Turco de Sanidad aprobó una ley que garantiza servicios sanitarios gratuitos a todos los afectados de silicosis, independientemente de su situación en la Seguridad Social. Debido a que, anteriormente, los trabajadores del sandblasting no contaban con ninguna cobertura médica, el Comité de Solidaridad realizó una campaña a favor de dicha ley. Los trabajadores del sandblasting aún se enfrentan a numerosas dificultades. Al trabajar sin contratos formales, no están cubiertos por la Seguridad Social y no reciben pensiones. Es más, deben presentar demandas para obtener pensiones por incapacidad. A finales de septiembre de 2010, Yilmaz Dimbir de 32 años, que había trabajado en una fábrica no registrada desgastando pantalones vaqueros mediante la técnica del sandblasting, ganó el juicio como primer trabajador afectado de silicosis. Se le proporcionaron prestaciones sociales como si hubiese trabajado de forma legal.

¿Quiénes participan en el Comité de Solidaridad con los Trabajadores del sandblasting? 

El Comité de Solidaridad se creó en junio de 2008 para hacer campaña contra el tratamiento de los pantalones vaqueros mediante la técnica del sandblasting en Turquía y en todo el mundo. En el Comité de Solidaridad participan trabajadores afectados, médicos especializados en medicina laboral, abogados/as, periodistas, músicos/as, sindicalistas, etc. El Comité organiza actividades de concienciación y tiene como objetivo organizar a los trabajadores del sector. Aunque ya han obtenido su primer éxito consiguiendo prohibir la técnica del sandblasting en Turquía, el Comité de Solidaridad continúa prestando apoyo a los trabajadores enfermos para conseguir a través de procesos legales compensaciones económicas y pensiones por incapacidad.

¿Cuál es la situación a nivel mundial? 

Investigaciones llevadas a cabo por los socios de la Campaña Ropa Limpia internacional en los países productores muestran que el tratamiento de pantalones vaqueros mediante la aplicación de chorro de arena sigue llevándose a cabo en Turquía (de forma ilegal), Bangladesh, México, y Camboya. Investigaciones llevadas a cabo por la ONG sueca Fair Trade Center confirman que la técnica del sandblasting es también usada en China, Bangladesh y Pakistán. Asimismo, el Comité de Solidaridad Turco cree que esta técnica es también usada en China, Bangladesh, India, Indonesia y México. Al parecer, desde la prohibición de esta técnica en Turquía (marzo de 2009), los productores de pantalones vaqueros han trasladado los pedidos de pantalones vaqueros tratados mediante sandblasting a Egipto, Jordania, Siria, Bangladesh y China.

Un vistazo al sandblasting desde Suecia

Christopher Riddselius, de la ONG sueca Fair Trade Center, elaboró este exhaustivo informe en noviembre de 2010. Es una mirada crítica y objetiva a la técnica de desgaste de vaqueros, que está dejando miles de víctimas en los países del Sur para vestir “a la última moda” al resto del planeta.

http://www.nosandblasting.org/pdf/fashion.pdf

Desde que arrancamos la campaña contra el sandblasting, ya son más de 16 marcas líderes las que han anunciado públicamente la prohibición de esta técnica mortal en sus cadenas de suministros. No obstante, desde la Campaña Ropa Limpia consideramos que comunicarlo públicamente es un paso importante, pero no suficiente. Es hora de convertir las promesas en hechos y exigir a las empresas que se comprometan a garantizar la prohibición del uso del Sandblasting.

La Campaña Ropa Limpia ha definido tres fases para evaluar la progresión de las empresas:

  • 1) la comunicación que ha realizado respecto al uso del sandblasting
  • 2) la implementación de la prohibición del sandblasting
  • 3) las acciones correctivas que están llevando a cabo las empresas (lamentablemente no hay ninguna empresa que se encuentre en esta fase, por lo que no la vamos a reflejar).

Dolce & Gabbana, Lee, New Yorker, Orsay, Prada, Versace

VER CUADRO DE ESTADO DE EMPRESAS EN

http://www.nosandblasting.org/empresas.php


CRITERIO PARA UN CONSUMO CONSCIENTE DE ROPA

Conocer de dónde proviene la ropa, cuáles son las condiciones de las trabajadoras y trabajadores que la confeccionan, qué empresas obtienen los beneficios de nuestras compras o cuál es el coste social, medioambiental y personal de consumir ropa desechable y precios bajos en lugar de ropa de mayor calidad que nos dure mucho tiempo, son parte de un planteamiento responsable de consumo. 

Reflexiones antes de ir a comprar 

Antes de comprar una prenda de ropa te facilitamos las preguntas frecuentes del / a consumidor / a responsable:

  • ¿Necesito lo que estoy a punto de comprar?
  • ¿Estoy eligiendo libremente o es una compra compulsiva?
  • ¿Tengo más iguales?
  • ¿Cuánto lo voy a usar?
  • ¿Cuánto me durará?
  • ¿Podría pedir a un amigo o familiar que me deje un / a igual?
  • ¿Puedo pasar sin ello?
  • ¿Podré mantenerlo, limpiarlo o repararlo yo mism@?
  • ¿He buscado información y he comparado con otras piezas?
  • ¿Como me desharé una vez termine de usarlo?
  • ¿Con qué materiales está hecho?
  • ¿Hay algo que yo tenga que pueda reemplazarlo?

 ¿Qué te mueve? Utilizar-y-tirar o cubrir necesidades 

Sea por motivos ideológicos, medioambientales o económicos, puedes apostar por:

  1. Comprar piezas de mayor calidad.  Optar por piezas de utilidad, pensando en la vida que puedan tener y no sólo en la satisfacción de un deseo 
  2. Conservar correctamente para alargar su vida : Leer bien las recomendaciones de conservación.  Reparar pequeños desperfectos (cosiendo o optando por talleres de costura) 

Pensamiento global, acción local

El consumo de proximidad es un modelo de comercio y consumo coherente que nos ofrece una oferta especializada frente a la oferta diversificada de las grandes marcas o cadenas. Tenemos al alcance tiendas para cada tipo de ropa, que nos pueden aconsejar de manera profesional y facilitan los cambios, reparaciones o consultas postventa. Asimismo es más sostenible y socialmente más integrado.

Cuando compramos estamos colaborando económicamente en todos los procesos que han hecho posible ese artículo: desde la trabajadora o trabajador de la fábrica subcontratada por la gran empresa, hasta la campaña de publicitaria con que la marca llega al gran público. 

Si apuestas por el comercio local 

… No tienes que depender de los medios de transporte para ir a comprar, tienes al alcance la mayoría de los productos que necesitas.  Con nuestras compras colaboramos en la supervivencia de negocios más cercanos y más humanos que los grandes centros comerciales.

… Favorecemos la recuperación de la red social: el tendero o tendera se convierte alguien cercano, si éste o ésta necesita de servicios como reparaciones a su negocio, asesoramientos técnicos, etc. podrá recurrir a alguien también del barrio de forma que cada nuevo contacto es una nueva trama de la red local.

Si apuestas por el producto de proximidad 

… No perjudicas las trabajadoras de las cadenas globalizadas. No se trata de ningún boicot que pueda dejarlas sin trabajo. Estás apoyando negocios que se enfrentan a la competencia de las grandes marcas internacionales, que también dan trabajo a mucha gente y que dinamizan la economía local,

… Apoyas a negocios de trato más humano y que, probablemente, no destinen gran parte de sus beneficios a inversiones especulativas,

… Impulsas un negocio que no tiene capacidad de incidir en los poderes políticos democráticamente elegidos. Las grandes corporaciones ejercen poder político a través de sus oficinas de lobby en torno a las instituciones europeas e internacionales y promueven políticas que las favorecen y que se gestan fuera del control democrático. 

Si apuestas por productores independientes y alternativos 

… Apoyas a un modelo de negocio transformador que permite que los trabajador@s sean los que determinan sus condiciones,

… Ayudas a demostrar que otras maneras de producir y de relacionarse con los trabajador@s son posibles y viables económicamente,

… Colaboras en la supervivencia de negocios que quedan excluidos de los mercados por parte de las grandes marcas y las empresas de distribución que monopolizan la relación consumidores / as – productores / as.

Un ejemplo de producción alternativa que ha gestado gracias a la red de organizaciones de la Campaña Ropa Limpia es la marca «No Chains»:

Dos cooperativas en dos extremos del mundo se han unido para trabajar y luchar para promover formas de trabajo digno. La cooperativa «Dignity Retourns», de Tailandia, fue formada por trabajadoras en lucha durante el proceso de cierre de la fábrica donde trabajaban. Pudieron disponer de la maquinaria y han sacado adelante un negocio autogestionado de producción de tela de algodón. La cooperativa de trabajo «20 de diciembre» (La Alameda) está formada por personas que habían trabajado esclavizadas en talleres clandestinos de la zona de Buenos Aires, la mayoría inmigrantes procedentes de Bolivia.

Más información sobre la iniciativa “No Chains» a http://www.nochains.org 

El poder de las redes 

Todas las personas formamos parte de más de una red social. Familia, trabajo o amistades pueden ser espacios de intercambio de muchos productos, también de ropa. Cuando una pieza ya no nos sirve (porque nos ha quedado pequeña, no la usaremos más …) hay que valorar si puede ser de utilidad a alguien. Estas redes permiten el intercambio, de modo que hay bidireccionalidad: no sólo podemos ofrecer lo que no queremos, sino que también podemos encontrar lo que necesitamos. Optar por compartir ropa o calzado nos permite dar una nueva vida a una pieza que ya no utilizamos, ampliar el armario con piezas nuevas que no teníamos hasta ahora o encontrar lo que buscábamos sin necesidad de comprarlo

Recurrir a tu red personal tiene muchas ventajas:

  • Fácil acceso. Es realmente cerca: familia, amigos / as, compañeros / as de trabajo.
  • En nuestro gusto. Por coincidencia de intereses.
  • Durante el tiempo que queramos. Podemos intercambiar para siempre o temporalmente, para una ocasión especial, por ejemplo.
  • ¿Vamos a medias? Compartir costes y el producto adquirido, puede ser una buena opción para no tener que romper la hucha. 

Puedes ampliar las posibilidades acudiendo a la Tienda Gratis o mercados de intercambio. Se trata de espacios donde se pueden coger, donar o cambiar utensilios o prendas que no se utilizan (y están en buen estado) por otros que nos puedan ser útiles.

Productos con muchas vidas 

Aparte de permitir un cambio de vida a las prendas, podemos alargar su función. Las tiendas y empresas que se dedican a recoger ropa de segunda mano, se encargan de revisar las piezas para volver a ponerlas a la venta. En muchos casos las personas que ponen a punto las piezas de ropa para volver a comercializar forman parte de proyectos de inserción socio-laboral.

Un ejemplo es el programa Ropa Amiga, un proyecto de inserción laboral mediante la reutilización de ropa en buen estado en Cataluña. Se trata de un proyecto promovido por varias entidades de interés social.

explotacion_lidl-carrefour

144

tragedia-fabrica-textil-bangladesh-marcas-de-moda-senaladas-crisi-reputacion-en-twitter-corte-ingles-mango-primark-abril-2013553744_444076962292677_851269697_n2

FUENTE: ROPALIMPIA.ORG

Imágenes que deberían hacernos pensar en la ropa que llevamos (FOTOS) abril del 2013

Ya son 922 los muertos y 2.437 los heridos en el complejo de talleres textiles de Savar, en Bangladesh, que se derrumbó el pasado 24 de abril, y de cuyos escombros aún se siguen rescatando cadáveres. Mientras continúa esta tragedia, otra se suma: en la noche del miércoles se incendió otra fábrica textil en el país, esta vez en Mirpur, dejando al menos ocho víctimas.

La tragedia ha puesto el foco de la atención pública en las pésimas condiciones laborales y de seguridad de los trabajadores del país. Mientras el gobierno anuncia el cierre provisional de 18 fábricas por medidas de seguridad, un grupo de expertos de las Naciones Unidas ha pedido a las marcas mundiales de ropa que colaboren para mejorar las condiciones de trabajo en Bangladesh. Entre la lista de marcas salpicadas por la tragedia de Savar están:

Mango. La versión oficial es que no fabricaban allí, y que las etiquetas la marca aparecidas entre los escombros se deben a que habían encargado unas muestras. Sin embargo la empresa española está cerrando la contratación de un experto en gestión de conflictos en los países fabricantes dentro de su estrategia de control de daños.

El Corte Inglés. Ha anunciado, como Primark, un plan de ayudas para las víctimas de la fábrica de Bangladesh, donde han reconocido que producían “un número reducido de prendas”. La foto de los pedidos se publicó en el Financial Times.

Benetton. Aunque no fabricaba directamente con ellos, uno de los proveedores indios de la multinacional italiana les tenía ropa subcontratada, según ha reconocido Biagio Chiarolanza a The Huffington Post.

Primark. La marca de ropa extremadamente barata ha aceptado su responsabilidad en la tragedia y ha prometido indemnizar a las víctimas.

slide_296436_2428310_free

La industria textil representa el 78% de las exportaciones de Bangladesh, un sector que cuenta con 5.400 fábricas y más de cuatro millones de trabajadores, la mayoría de ellos mujeres.

slide_296436_2428254_free

La revista Time publicó una impresionante fotografía tomada por la activista y estudiante de fotografía Taslima Akhter en la que se ve el abrazo final de dos de las víctimas de la tragedia, preguntándose si será la más persistente en la memoria. Hemos recogido otras 14 terribles fotos del derrumbe y los rescates posteriores que han impresionado al mundo y que deberían hacernos pensar sobre el origen de la ropa que llevamos.

o-BANGLADESH-FINAL-EMBRACE-570

FUENTE: HUFFINGTONPOST

GRUPO DE TRABAJO DE TIENDA GRATIS

ASAMBLEA POPULAR DE VILLA DE VALLECAS

tiendagratis

Acerca de Asamblea Popular 15M Villa de Vallecas

Asamblea Popular de Villa de Vallecas perteneciente al Movimiento 15M
Esta entrada fue publicada en Consumo responsable, Difusión, Tienda Gratis. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s