El banco de alimentos y la oligarquía financiera

El Banco de Alimentos está controlado por La Fundación Lealtad, en manos de la gran banca y de las grandes empresas que han arruinado las arcas públicas.

Decenas de miles de españoles no han podido hacer frente a sus hipotecas firmadas con las cajas de ahorros, cuya gestión fraudulenta supuso el desahucio de muchas familias.

Estas cajas de ahorros, tras ser rescatadas con miles de millones de euros de dinero público, han sido regaladas a la gran banca, junto con las viviendas hipotecadas, cuya venta negocian con fondos de inversión que no cotizan en España.

La contribución de las grandes empresas a la sostenibilidad de nuestros servicios públicos es por lo demás mínima, gracias a su negociación secreta con el actual presidente de la comisión europea Jean Claude Juncker, cuyo objetivo declarado era evitar el pago impuestos en España y cotizar, con enormes reducciones, en el paraíso fiscal de Luxemburgo.

Este desfalco a las arcas públicas está en el origen de los recortes y del incremento del paro, y de los copagos y el desmantelamiento y privatización de nuestro sistema sanitario, nuestros servicios sociales y nuestro sistema educativo.

Las familias desahuciadas se ven forzadas a alimentase en comedores sociales, atendidos por miles de voluntarios españoles, que sirven los productos conseguidos gracias a la solidaridad de las personas que aún mantienen su trabajo, cada vez más precarizado.

Esta colecta está gestionada por el Banco de Alimentos, vinculado al gran capital y controlado por La Fundación Lealtad, en manos de la misma gran banca y de las grandes empresas que han arruinado las arcas públicas. Su colaboración con estas ONG les permite incrementar, aún más, su desgravación fiscal.

El patronato de la fundación Lealtad lo forman la constructora OHL, el presidente de Bankinterel Banco SantanderMutua MadrileñaInditextelefónica y PWC y buena parte de los presidentes de los bancos de alimentos de España están vinculados al Opus Dei, según la organización “Redes Cristianas”.

En un solo año el Banco mueve varios cientos de millones de euros en alimentos comprados por los ciudadanos, sobre todo en hipermercados y grandes superficies, que de esta forma no necesitan costear la destrucción de sus excedentes. Actualmente el Banco solicita preferentemente comida precocinada, demasiado rica en grasa saturadas, hipercalórica y escasamente nutritiva, para dar salida a estos productos poco saludables, especialmente para los niños, y cada vez más denostados.

La oligarquía española ya nos ha quitado casi todo. Ahora ha descubierto el negocio de las ONG, que además de gestionar nuestra solidaridad a base de voluntariado sin sueldo, permite desgravar impuestos y sembrar su ideología.

Solo la población podrá recuperar los derechos de la ciudadanía, donde los de siempre promueven caridad rentable y casposa.

FUENTE: ATTAC

Anuncios

Acerca de Asamblea Popular 15M Villa de Vallecas

Asamblea Popular de Villa de Vallecas perteneciente al Movimiento 15M
Esta entrada fue publicada en Difusión, Economía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s