Rivas Sahel: información pueblo saharaui, la situación actual y proyectos de Rivas Sahel

Historia del pueblo saharaui

Los saharauis son un pueblo de origen nómada y comerciante, dedicados durante siglos al pastoreo, a pesar de la aridez y la severidad de su territorio marcado por la escasez de lluvias; al mismo tiempo llegaron a controlar el comercio de la sal y del oro en el norte de África.

El pueblo saharaui es un pueblo africano, árabe y musulmán, que adopta la religión islámica sunita, muy tolerante y que en la actualidad respeta la libertad de práctica religiosa y de creencias.

La lengua saharaui es el Hassanía, un dialecto árabe, cercano al clásico. Por su relación histórica y cultural con España, el pueblo saharaui mantiene el español como segundo idioma.

El Sahara Occidental es un territorio rico en recursos naturales, que garantizan la independencia y viabilidad económica del país y que son suficientes para que la población saharaui pueda no sólo mejorar notablemente sus condiciones de vida, sino también, alcanzar cotas de desarrollo económico homologables a cualquier país occidental moderno.

Una de las riquezas más importantes es la pesca marítima. Sus aguas territoriales están consideradas como las más ricas , albergan los caladeros de pesca más importantes del planeta con capacidad para producir hasta dos millones de toneladas al año.

Otra de las mayores riquezas del Sahara son los yacimientos de fosfatos que constituyen la explotación más grande de este mineral que existe en el mundo a cielo abierto y la más rica. Entre los metales preciosos destaca la existencia de oro y plata y entre las piedras preciosas el diamante. Asimismo existen prospecciones que revelan la existencia de petróleo y gas a lo largo de toda la costa saharaui, tanto en tierra como mar adentro.

Las costas saharauis con playas de arenas blancas y limpias reúnen todas las condiciones necesarias para desarrollar proyectos de interés turístico. El sol, el mar, el clima, junto con la cercanía de las Islas Canarias y los vínculos históricos y culturales que se mantienen entre el pueblo saharaui y el pueblo español, son factores determinantes para que prospere una amplia oferta cultural y turística.

El Sahara Occidental se encuentra en la encrucijada entre el norte de África y el África Subsahariana y cerca de Europa Occidental, lo que hace que sea un territorio imprescindible para convertir la zona en un centro de comunicación y transporte con el fin de propiciar los intercambios comerciales entre ambos continentes.

En 1936, España toma posesión definitiva del Sahara Occidental como colonia; en 1958, promulga un decreto de la presidencia por el que se convierte al Sahara en provincia española y así fue hasta 1975, cuando Marruecos lo invadió mediante la Marcha Verde a pesar de haber sido reconocido el Frente POLISARIO por España manifestándole ésta al mismo, su intención de transferir la soberanía a los saharauis en el menor tiempo posible.

Con la proclamación de la república Saharaui se inicia un enorme esfuerzo colectivo de todo el pueblo para organizar la resistencia contra la ocupación y durante más de 16 años mantuvo una guerra en todos los frentes contra Marruecos. La organización del ejército que ha sido capaz de recuperar más de 1/3 del territorio y obligar a Marruecos a ir retirándose hasta esconderse detrás de los muros defensivos y en el interior, del Sahara ocupado, manteniendo toda la resistencia posible contra la ocupación, demuestran la tenacidad y firmeza para defender sus derechos como pueblo ante las fuerzas ocupantes y ante la comunidad internacional.

La ocupación fue un acto de fuerza para aprovechar una situación de hechos consumados. Para entonces, España ya se había comprometido, a instancias de la ONU, a iniciar los trámites de descolonización que contemplaban la convocatoria de un referéndum para la independencia del Sáhara. Sin embargo, la Marcha Verde sorprendió a España en un momento delicado -Franco agonizaba- y optó por sacudirse la responsabilidad abandonando el territorio.

El 6 de octubre de 1975 Hassan II ordena el comienzo de la “Marcha verde” haciendo cruzar la frontera a 350.000 marroquíes.

El 31 de octubre comienza la invasión marroquí al noroeste del Sahara Occidental con 25.000 soldados. En febrero de 1976 la aviación marroquí bombardea con Napalm y fósforo blanco los campamentos de Tifariti, Guelta Zemur y Umdreiga. Marruecos envió un ejército de 150.000 soldados para luchar contra un ejército de 10.000 saharauis. En agosto de 1980 Marruecos comienza la construcción de un muro en seis fases que parte en dos el Sahara Occidental. En abril de 1987 se terminó de construir el mayor muro militar del mundo que impide el paso a su habitantes naturales. Mide 2.720 kilómetros, está protegido por unos 140.000 soldados de las Fuerzas Reales marroquíes y una aviación militar de las más modernas de Africa, tiene un coste aproximado de más de medio millón de dólares diario. Consta de un muro principal y tres estructuras más entre las que se reparte un importante despliegue de armamento: 240 baterías de artillería pesada, miles de vehículos blindados, cientos de miles de minas de todo tipo -anticarro, antigrupo, antipersona- y un sistema de radares de medio y largo alcance.

El 14 de Noviembre de 1975 España firma los nefastos “Acuerdos Tripartitos de Madrid” con Marruecos y Mauritania mediante los cuales comparte provisionalmente la administración del territorio sin ceder la soberanía y abandonando luego unilateralmente sus responsabilidades en el Sahara Occidental, incumpliendo los compromisos adquiridos con el pueblo saharaui y con la comunidad internacional.

La invasión marroquí obligó a decenas de miles de saharauis a huir desierto adentro hasta territorio argelino, donde levantaron, cerca de la ciudad de Tinduf, campos de refugiados. Exiliados en ese rincón del desierto más duro del planeta, alrededor de 200.000 saharauis sobreviven desde hace más de 32 años en precarias condiciones esperando regresar a su tierra.

Desde entonces las familias saharauis están divididas, una parte viviendo en los campamentos de refugiados en el suroeste de Argelia, frontera con el Sáhara Occidental y otra parte en los territorios ocupados por el ejército marroquí.

EL SÁHARA OCCIDENTAL, LA ÚLTIMA COLONIA DE ÁFRICA.

El territorio del Sáhara Occidental fue declarado por la ONU en los años sesenta ‘territorio no autónomo’, con el mandamiento de ser descolonizado a través de un referéndum de autodeterminación que, España como potencia administradora, debió llevar a cabo en 1974.

Marruecos solicitó un dictamen al Tribunal Internacional de Justicia (TIJ) de La Haya que lo paralizó. El Tribunal dictaminó con rotundidad que jamás habían existido lazos de soberanía entre el sultán de Marruecos y la población saharaui, pero la astucia de Hassan II, invocó que el Sáhara era su derecho y que debía tomarlo, para lo que contó con el firme apoyo de los Estados Unidos y de Francia principales beneficiarios de los recursos naturales de la zona. La Marcha Verde de noviembre de 1975, planificada con el apoyo expreso del Departamento de Estado norteamericano, perpetró la ocupación militar del territorio saharaui, ante la avergonzante entrega y huida de un débil gobierno español con Franco moribundo y la acción claudicante del entonces príncipe Juan Carlos, jefe de Estado en funciones que, en los Acuerdos de Madrid, consumó la última traición a su historia, que ha sido mantenida por todos los gobiernos en democracia. Tras 16 años de guerra entre el Frente Polisario y Marruecos, Hassan II aceptó la celebración de un referéndum al convencerse de que no podía ocupar militarmente todo el territorio saharaui. Dicho referéndum debió de haber tenido lugar en 1992, pero fue aplazado hasta 1994 y así ha venido ocurriendo desde entonces, aplazamientos y nuevos aplazamientos a los acuerdos contraídos por Marruecos con la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO), con los pactos entre las partes, que han sido sistemáticamente pisoteados por Marruecos, gracias al impune apoyo y protección que sigue recibiendo de las diferentes administraciones norteamericanas y del Estado francés y de la permisividad cómplice de España. Mientras tanto, marruecos prosigue explotando y saqueando ilegal e ilegítimamente los recursos naturales del Sáhara, en una nueva violación del Derecho Internacional, como ocurre con las nuevas prospecciones petrolíferas, y con la complacencia y complicidad de la Unión Europea (UE), tras el acuerdo de pesca sobre la explotación del banco sahariano, que incluye a las aguas territoriales saharauis, pese a su reconocimiento de que en el Sáhara debe de celebrarse el referéndum de autodeterminación. Marruecos, además, practica una política colonial de hostigamiento y represión a la población saharaui, y viola los derechos humanos con el silencio vergonzoso de Occidente. El pueblo saharaui lleva décadas esperando a que se celebre su referéndum de autodeterminación. Cuarenta años después de la constitución de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y del mandato expreso acordado por la ONU, Marruecos sigue boicoteando dicho referéndum, lo que supone una violación sistemática del Derecho y de la legalidad internacional.

Hace décadas que el mundo bipolar de la guerra fría y de bloques ha desaparecido, y las razones estratégicas que se invocaban en las tres últimas décadas para el Magreb son obsoletas. Hoy ni Argelia ni una RASD independiente suponen desequilibrio alguno para la zona y, por lo tanto, tampoco para Marruecos. Estados Unidos y Francia deben modificar y rectificar su posición de seguir manteniendo el bloqueo a la celebración de un referéndum de autoderminación, que la ONU ha dispuesto en diferentes resoluciones incumplidas. La RASD tiene hoy una presencia y un reconocimiento internacional en más de setenta países y forma parte de la Unión Africana (UA). Y los saharauis tienen el legítimo derecho a decidir su ciudadanía y su propio futuro. Y este mundo global no debe de seguir contemplando impasible al Sáhara Occidental, antiguo Sáhara español, como la última colonia de África.

España tiene una responsabilidad histórica y política con el proceso de autodeterminación del antiguo Sáhara español-Sáhara Occidental, que será permanente, mientras siga siendo la potencia administradora.

España formará parte en 2016 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por lo que es oportuno demandar que active su agenda sobre el Sáhara.

Dar a conocer a la sociedad la violación en asuntos de Derechos Humanos y del expolio de los recursos naturales del Sáhara, será el momento de hacer una llamada a la responsabilidad de los poderes públicos de España, cuyos diferentes gobiernos en democracia, vienen quebrantando un mandato de la comunidad internacional en el proceso de autodeterminación del Sáhara Occidental, para que se resuelva definitivamente y de forma pacífica el vestigio de esta última lacra colonial.

Proyectos de Rivas Sahel

Vacaciones en paz.

Se trata de un proyecto solidario que pretende dar a los niños y niñas saharauis la posibilidad de convivir con nosotros y que puedan tener otra imagen del mundo, distinta de las que les aporta s realidad cotidiana en el desierto. En verano, la vida de los campamentos es especialmente dura, se puede alcanzar hasta los 60 grados a la sombra y al caer la noche desciende mucho la temperatura. El siroco es también más duro en verano, dificultando la respiración.

Es por ello por lo que la campaña de Vacaciones en Paz se realiza principalmente en verano, para alejar a los niños y niñas saharauis del duro desierto, que se vuelve especialmente inhóspito en esta estación. La estancia de los niños y niñas se realiza en nuestras casas para que convivan con nuestras familias. Se hacen muchas actividades con ellos y la revisión médica y vacunación es de vital importancia para los niños y niñas saharauis. Este proyecto es un verdadero símbolo de solidaridad con todos los pueblos que han sido desplazados por la irracionalidad de la guerra.

Recogida de alimentos para el Sáhara

La iniciativa solidaria de recogida de alimentos llevada a cabo por Rivas-Sahel, que posteriormente será la encargada de hacer llegar los productos recaudados a los campamentos de refugiados del Sáhara, se viene realizando como parte de la ayuda en la colaboración internacional con el pueblo saharaui en colegios, institutos, EMV de Rivas Vaciamadrid y Supermercados de la zona.

4 x 4 SOLIDARIO

Se organiza un viaje en vehículos 4×4 hasta los campamentos atravesando Argelia. Hay que adquirir un vehículo, para llenarlo de materiales, y el vehículo también se queda allí. Los viajes se realizan de forma relativamente sencilla Hasta ahora, son más de 40 los coches que han podido ser trasladados gracias al apoyo y cooperación de quienes están interesados en participar en estos viajes.

La Legua Solidaria por el Sáhara

El objetivo del evento es el de difundir al máximo las necesidades de los campamentos de refugiados de Tindouf, en el desierto argelino. Se trata de una carrera de 5,1 kilómetros popular y otra de 10 para los runners. Ya vamos por la tercera edición que será el próximo Mayo. La primera fueron más de 500 participantes y todo lo recaudado se destinó íntegramente a la compra y flete de un camión que se envió en Febrero a los campamentos, la segunda más de 1000 la recaudación fue íntegra a la compra de alimentos por la media luna roja para paliar los efectos de las inundaciones del mes de Octubre y en la tercera edición esperamos una participación de 1.500 corredores. El dorsal cuesta diez euros y ese dinero se destina de manera íntegra a un nuevo proyecto de la asociación Rivas Sahel que busca subsanar necesidades en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf, al sur de Argelia.

Madrassa

En el que los niños con autorización de sus familias son matriculados en nuestras escuelas para cursar aquí sus estudios y en verano regresan a ver a sus familias a los campamentos.

Fiestas de Rivas

En el que participamos con nuestro chiringuito y damos visibilidad a la causa saharaui y a su cultura durante las fiestas de Mayo de nuestra localidad.

unnamed.jpg

Anuncios

Acerca de Asamblea Popular 15M Villa de Vallecas

Asamblea Popular de Villa de Vallecas perteneciente al Movimiento 15M
Esta entrada fue publicada en Actas Villa de Vallecas, Difusión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s