Fotos Tienda gratis 26 noviembre 2017

Esta galería contiene 6 fotos

Anuncios

Galería | Deja un comentario

ORDEN DEL DÍA ASAMBLEA VILLA DE VALLEKAS DOMINGO 26 de noviembre de 2017

Este es un orden del día (ODD) preliminar con las solicitudes hasta el momento recibidas en la Comisión de Asamblea, por tanto este ODD puede ser modificado incluso una hora antes del inicio de la asamblea con nuevas solicitudes de intervención y/o modificaciones posteriores. De producirse esto y si contamos con tiempo suficiente, lo publicaremos nuevamente.

Hora inicio: 12:00

Hora fin: 14:00

Lugar: Paseo Federico García Lorca (a la altura del Colegio Honduras.

 

Orden del día (ODD)

  

  1. COMISIÓN DE ASAMBLEAS (5 Minutos)  

 

  • Bienvenida a la asamblea.
  • Recordatorio de los gestos y lenguaje inclusivos que se utilizan en la asamblea.
  • Incidir en la utilización de los mismos cuando interviene cualquier persona.
  • Recordar la importancia de la automoderación en las intervenciones (síntesis, no repetir sobre cuestiones ya mencionadas por otr@s compañer@s, no increpar, LA ASAMBLEA NO ES UN DIÁLOGO ENTRE DOS PERSONAS, ES UN ESPACIO DE CREACIÓN COLECTIVA)
  • Presentación del equipo de Dinamización de la asamblea:

Moderación y Turno de palabra: Ángel

Montaje/Desmontaje: Ángel, Esther, Julio, Edelmira y Ramón

Acta: Esther

Sonido: Federico

Mesa informativa: Archie

Tienda gratis: Susana, Carolina y Alicia

Durante la asamblea toda aquella persona que lo desee podrá participar en la tienda gratis donde tendremos libros, ropa, calzado, complementos, música, películas y juguetes infantiles, tráete lo que no uses y esté en buen estado, y llevarte lo que vayas a utilizar sin coste alguno, siempre que no lo vendas.

Comenzamos la asamblea con la lectura del texto introductorio Mi violación, de Ruth Toledano (eldiario.es)

 

2.           ASAMBLEA TEMÁTICA YO NO DESPERDICIO (60 minutos)

 

¿Sabes cuanta cómo tiras a la basura? Una vecina de la organización no gubernamental de cooperación al desarrollo (ONGD) Prosalus, cuya misión es promover el respeto, protección y garantía de los derechos humanos a la alimentación, a la salud y al agua y saneamiento, acudirá a explicarnos esta red que facilita el intercambio y la reducción del desperdicio, de filosofía colaborativa, puesto que una de sus líneas de trabajo está relacionada con el reconocimiento del derecho a la alimentación y un aspecto importante es la disminución del desperdicio de alimentos.

 

3.           GRUPO DE TRABAJO MUJER VVK (10 minutos)

 

Se dará lectura al manifiesto de la mesa de igualdad y contra la violencia de género de Villa de Vallecas y sabias qué sobre violencia sexual. Se informa de nuestra participación en los actos celebrados este fin de semana con motivo del día internacional contra la violencia de género tanto en Villa de Vallecas como en Madrid.

4.           GRUPO DE TRABAJO STOPDESAHUCIOS VVK (5 minutos)

Se informará sobre la paralización por un mes del desahucio de Maria Angeles y sus hij@s de 12 y 16 años el pasado viernes.

5.           COMISIÓN DE COORDINACIÓN VVK (15 minutos)

 

Se informará sobre varios asuntos:

 

  • Sin 2º Centro de Salud según los presupuestos regionales 2018
  • Próximos pasos contra las leyes mordaza
  • Reunión huerto urbano UVA – Lunes AAVV La Unión

 

  1. GRUPO DE TRABAJO DE VALDEMINGOMEZ (5 minutos)

Se recordará que el próximo viernes 1 de diciembre a las 18h en el Oxidado hay una charla de la Alianza Incineradora Valdemingomez NO Villa de Vallecas.

7.           COMISIÓN ASAMBLEA VVK (10 minutos)

 

Debido a las fiestas navideñas y el puente se propondrá realizar una única asamblea con tienda gratis el 17 de diciembre, 3º domingo del mes en vez del 2º y 4º domingo del mes.

SE SOLICITARÁ CONSENSO

8. VARIOS (10 minutos)

Cualquier persona podrá intervenir tratando el asunto que considere oportuno.

 

Comisión de Asambleas

15M – Asamblea Villa de Vallecas

 

 

Publicado en Difusión, Orden del día | Deja un comentario

La “humillación laboral” de las trabajadoras del envasado en Almería

Veinte mil mujeres se enfrentan en Almería a gritos, humillaciones y precariedad laboral en el sector del envasado. El 60% de las trabajadoras están obligadas a cambiar de almacén cada temporada por falta de contratos estables.

SOCIEDAD

Esta tarde en el trabajo ha muerto un compañero. Parecía un desmayo. Tan habitual es que alguien se desmaye que no le hemos dado ni importancia. Al poco rato han llegado los rumores de que había sido un infarto o un ictus”. En Vícar (Almería) Juana (nombre ficticio de una trabajadora del envasado por temor a las represalias) narra a Públicola trágica jornada laboral de hace apenas unas semanas. Como envasadora de un almacén había presenciado la muerte de uno de sus compañeros que permaneció de cuerpo presente durante horas frente al puesto de trabajo. Había muerto delante de la línea de producción. La dura realidad de estas mujeres se destapa poco a poco en la aislada provincia de Almería.

Juana continúa la historia. “Nadie podía creerlo. La máquina seguía vomitando tomates a toda velocidad. La música era ensordecedora por encima del ruido del almacén… nada había cambiado… nada hacía creer que un muchacho joven acababa de morir en su puesto de trabajo apenas unos metros más allá. No me explico cómo hemos podido seguir trabajando entre llantos y susurros”.

La provincia de Almería es potencia mundial en el cultivo intensivo de frutas y hortalizas a través de la cosecha en invernaderos. “Lo que no cuentan de esta realidad es cómo el mantenimiento de esta industria alimentaria se sostiene a través de la humillación laboral y la connivencia con la burguesía local”, destaca a Público José García Cuevas, portavoz del SAT en Almería, a nivel provincial.

publicidad

Un colectivo de 20.000 mujeres de cientos de nacionalidades

El colectivo de envasadoras en Almería agrupa a casi 20.000 mujeres que soportan situaciones de absoluta precariedad y humillación. Y no solo “vulneran el convenio”, también atenta contra la dignidad humana de estas miles de mujeres de cientos de nacionalidades que, en muchos casos, permanecen en pie más horas de lo permitido en jornadas que superan los dos turnos.

Son casi 20.000 las mujeres que soportan situaciones de absoluta precariedad. Autor: Pablo Níjar P

Las envasadoras realizan movimientos repetitivos. Están exhaustas, sin fuerzas para luchar por una realidad que lleva demasiado tiempo oculta. Los encargados van exigiendo con gritos más velocidad en cada hora, en cada jornada delante de la línea con pequeños descansos y una eventualidad altísima en este sector. “En Almería es muy usual la figura del trabajador fijo discontinuo. Te llaman para una campaña durante varios meses y a la tercera ya no vuelven a contar contigo para no hacerte fijo porque el convenio así lo exige”, aclara José como responsable del SAT ante la visita continuada de muchos de estos almacenes en las últimas semanas.

publicidad

Carmen Martínez, enlace de organización provincial de Podemos en Almería recuerda cómo ha sufrido en primera persona estas injustas condiciones cuando en alguna que otra temporada se ha dedicado a los almacenes. “Este es un sector de trabajo duro, marcado por la temporalidad y la estacionalidad. Ligado al sector agrícola pero con características industriales. Se parece más al trabajo en una fábrica”. Las últimas reformas laborales han ahondado en la precariedad de la población que accede a este trabajo en condiciones “muy por debajo del convenio” sin que se puedan negar a echar horas extras o a trabajar en festivos.

García Cuevas apunta desde el SAT como el convenio, fijado en seis euros con cincuenta la hora muestra una realidad muy diferente. Las trabajadoras no logran concederles ni cinco euros por horas en muchos de los centros de trabajo. “Aunque la empresas sean BIO y estén dentro de la denominada Responsabilidad Social Corporativa tampoco lo cumplen”, aclara el responsable sindical.

publicidad

Carmen Martínez puntualiza que hay otra serie de cuestiones que se han ido normalizando en el sector, que “te griten o que en los almacenes buenos gritan poco”. Hay normas no escritas como “no ir demasiadas veces al baño o a beber agua, no negarse a trabajar en festivo, no pedir los días que corresponden de asuntos propios, no preguntar por la reducción de jornada por cuidado de hijos y hacer regalos a las encargadas o jefas de línea para caerles bien. Además de estar 15 minutos antes en tu puesto de trabajo y quedarte recogiendo después de fichar” . Las trabajadoras saben lo qué ocurre si se enfrentan. “Si no cumples esta norma puedes estar despedida o provocar que no te llamen otra campaña ya que sus contratos temporales las ponen a merced del contratador”.

La lucha de Podemos contra el trato vejatorio de las envasadoras

Cada cierto tiempo se destapan escándalos en el sector. En los últimos años de forma más evidente. Despidos improcedentes, accidentes laborales, trabajadoras que se ponen en huelga o denuncian a una determinada empresa, alguien que se atreve a contar su historia diaria por las redes sociales como ha sido el caso de muchas de ellas. Carmen señala que “la respuesta habitual de las administraciones es que son casos aislados y se escudan en que la mayoría del sector cumple el convenio”. La realidad es otra. Estos casos son solo la punta del iceberg de un maltrato generalizado y asumido como normal por trabajadoras y empleadores, aunque solo salgan a la luz los casos más graves. “Existe un gran miedo a denunciar por la falta de alternativas de empleo”, apunta desde Podemos Almería.

De derecha a izquierda, las responsables de Podemos: Nadia Azougagh, Carmen Martínez, Mari García y Zoe Arcanio.De derecha a izquierda, las responsables de Podemos: Nadia Azougagh, Carmen Martínez, Mari García y Zoe Arcanio.

A Carmen le llegó el otro día una imagen demoledora de uno de los perfiles personales de una envasadora. La imagen estaba realizada en la Nave Alhóndiga La Unión, situada en el polígono Primores. La joven comentaba en su perfil de Facebook “¿Qué opináis de esto? Humillar a las trabajadoras con una llave de cartón gigante y una cuerda llena de mierda para colgártela si quieres ir al baño”. Esta envasadora denunciaba en redes cómo en una línea de 30 y 40 mujeres te obligan a pedir la vez sino quieres “mearte encima”. Esta empresa, una de las más importantes del sector, obliga a las envasadoras a “colgarse la llave gigante inventada por las jefas para humillar a las trabajadoras”. Por un derecho básico, ir al servicio. Además, la mujer alertaba a los sindicatos sobre su jornada laboral hasta las cinco de la mañana a ritmo de máquina y chillidos.

Publicación en redes de una de las envasadoras en la empresa de La Unión.Publicación en redes de una de las envasadoras en la empresa de La Unión.

Podemos Almería ha puesto de relieve la situación en el sector poniendo en marcha un grupo de trabajo. Los objetivos: visibilizar, denunciar, fomentar la auto-organización y apoyo sindical y actuar a nivel parlamentario. La parlamentaria Mari García, portavoz de agricultura en la comunidad, se reunió con trabajadoras del sector y sindicatos y, como primeras medidas, ha propuesto aumentar y mejorar la eficacia de las inspecciones de trabajo, reconocer las patologías asociadas de las envasadoras que padecen como enfermedades laboralesasí como retirar subvenciones a las empresas que están incumpliendo el convenio o que se demuestre trato vejatorio a sus trabajadoras.

Carmen señala que hay dos grupos de trabajadoras en el envasado. “El 70% son eventuales y el otro treinta pertenecen a personal fijo que intentan destruir poco a poco”. El miedo entre el colectivo es más que latente y la idea de dar su testimonio alerta a muchas de estas mujeres.

“Es muy duro encontrarte que no tienes un sitio después de 17 años en el almacén”

Mercedes (nombre ficticio) es una de las más “afortunadas”. Tiene contrato laboral en una de las grandes envasadoras que monopolizan el mercado. A pesar de que lleva fija 17 años, en los últimos tiempos ha visto como despiden a otras compañeras y las acosan para que se vayan. A ella también por reclamar el cumplimiento de un convenio justo.

La jornada de Mercedes es pura rutina frente a las jefas de línea. “Yo llego y no sé dónde me incorporo, no estoy con un puesto asignado como el resto de mis compañeras sino que cada día me cambian de sitio. Es muy duro encontrarte que no tienes un hueco después de 17 años es agobiante y causa mucho estrés. Tan estresante que estoy deseando que llegue la hora de salida”.

Mercedes alerta del seguimiento que tiene en su día a día. “Si falto preguntan, si quiero ir al baño o si bebo agua. El maltrato de las jefas de línea ya se extiende hasta a sus ayudantes. Me han obligado a ponerme en un sitio en el que me enfermaba por las características. Así llevan muchos años porque doy quejas de otros maltratos a algunas compañeras o porque me pongo en desacuerdo con las normas absurdas a las que nos vemos sometidas”. Esa extrema vigilancia ha llevado a Mercedes a un colapso y a luchar con las reivindicaciones en el sector que se están realizando por parte de Podemos.

“El otro almacén me gustaba más. Gritaban menos”

El caso de Elisa (nombre ficticio) no es menos grave. Lleva más de ocho años trabajando para diversas empresas del sector de forma eventual. A Elisa solo la han llamado este año de un almacén que no le gusta mucho. Dice que “tiene mala fama”. Sin embargo, aclara que “ha tenido que cogerlo porque no puedo esperar más tiempo sin trabajar”. En la empresa del año pasado no la han llamado porque ya llevaba dos campañas. “Para no hacerme fija han dejado de contar conmigo porque si te llaman tres campañas seguidas pasas a ser fija. El otro almacén me gustaba más, gritaban menos”.

“Trabajar los festivos dependerá de si hay género o no. Pero no te puedes negar.”

Sin turnos, sin conocer la hora de salida, Elisa sabe que sus derechos están por los suelos. También para sus compañeras fijas. “Los turnos nos lo dicen de un día para otro. Y tenemos que llegar un buen rato antes de la hora para que nos dé tiempo a ponernos la bata y estar 15 minutos antes en la línea”. En medio de la jornada todo es mucho peor “Hay mucho ruido y tienes que trabajar muy rápido porque si no se llena la cinta y hasta se caen los tomates. No quieren parar, están todo el rato metiéndonos prisa a voces”. Las jornadas puede eternizarse hasta las once horas sin cobrar los turnos extras a otro precio. “Trabajar los festivos dependerá de si hay género o no. Pero no te puedes negar. Además la bata y el gorro nos lo descuentan de la nómina, es una injusticia”.

Lo que más le duele a Elisa es cuando riñen públicamente a una de las mujeres por ir al baño “demasiadas” veces.“Acababa de entrar a trabajar ese día y además tenía la regla….la jefa le gritó en este trabajo vas a durar cuatro días, eres una floja”. A menudo nos grita “vaya grupo me ha tocado este año, no sabéis trabajar, hay que darle más a las manos”. Elisa no se explica “cómo soportamos a nuestra edad estas humillaciones. Son ya muchos años y he visto muchas cosas, aunque hay unos sitios mejores que otros parece que cada año nos tratan peor.

FUENTE: PUBLICO

Publicado en Empleo, Feminismos, GT Mujer VVK | Deja un comentario

Sin 2º Centro de Salud según los presupuestos regionales 2018

Según el borrador de presupuestos generales de la Comunidad de Madrid para 2018, seguiremos sin segundo Centro de Salud en el Ensanche de Vallecas. En el documento publicado por el gobierno regional no aparece partida alguna destinada ni tan siquiera a la elaboración del proyecto. Esto significa de facto que podemos olvidarnos de disponer del segundo CS para el barrio en 2018 y prácticamente otros dos años más, pues entre elaboraciones de proyecto, licitaciones de obras y tiempo de ejecución, etc se puede decir que queda descartado. Es decir, parece que el gobierno regional no tiene intención de dotarnos de este imprescindible equipamiento en esta legislatura.

Recordemos las declaraciones del anterior Consejero de Sanidad en las que decía que si no teníamos CS era porque el Ayto. no cedía la parcela,  lo que quedaba desmentido en varias ocasiones en los plenos municipales de distrito, cuando el Concejal Presidente de Villa de Vallecas, Francisco Pérez, explicaba que sí se había cedido la parcela. También lo confirmaba a nuestros representantes en reunión mantenida el 5 de octubre aportándonos copia del documento de cesión. Por tanto, queda claro que el Consejero cesado mentía en sus excusas, lo que queda más claro aún con este borrador de presupuestos en el que no hay dinero destinado ni tan siquiera al proyecto del CS.

Nos parece intolerable que el gobierno regional nos deje fuera de las inversiones sanitarias de 2018, cuando saben perfectamente que el Centro de Salud del barrio está totalmente colapsado, especialmente en atención infantil. Con más de 40.000 vecinxs y por encima de los 1000 nacimientos al año, el Ensanche de Vallecas necesita urgentemente un segundo Centro de Salud en su parte Este, como venimos reclamando desde hace años.

Desde la Asociación solicitaremos reunión con la Consejería de Sanidad para que nos aclaren cuales son sus planes para el barrio y con su respuesta tomar las medidas que creamos oportunas.

FUENTE: ASOCIACION VECINAL PAU ENSANCHE VALLECAS

Publicado en Difusión, Plenos Municipales Villa de Vallecas, Sanidad | Deja un comentario

Unos te machacan y la Justicia te remata

Contaba ayer Rosa Maria Artal en su cuenta de Twitter cómo fue cubrir el juicio de una violación múltiple:

Yo también hice un reportaje de Informe Semanal con casos como el de  Absolvieron a cinco tíos que violaron a una chica en el Parque Güel de Barcelona porque… no se resistió. Ella, en la entrevista, me decía que cómo podía resistirse a 5 tíos. Fuerte, eh? resistirse.

La realidad con la que se encuentran las víctimas de una violación cuando llegan a los juzgados puede ser ésa. Primero un hombre te machaca y luego otro te remata.

Que el machismo esté instaurado en la sociedad implica que también lo esté en las instituciones que atienden a las denunciantes: desde los sanitarios a los peritos, pasando por el juez que decidirá si te violaron o te lo inventaste.

No podemos calcular cuántos casos como el que cuenta Artal existen, pero sí que conocemos muchos parecidos que saltan a los medios. Si cerraste bien las piernas, cuánto bebiste, cuánto te resististe. Todo puede contar como atenuante para el violador.

En cuanto a la resistencia, aquel juez absolvió a los cinco hombres porque esperó de la víctima que hubiera reaccionado como lo hubiera hecho él: con violencia, lanzando puñetazos e intentando huir. Se les escapa a los jueces sin perspectiva de género que a nosotras la sociedad nos educa diferente, y que la violencia es monopolio de ellos.

Que a nosotras nos enseñan a temer, a cambiar de ruta para volver a casa, a evitar los conflictos en los que ellos nos empujan, a ser sumisas y posar como objetos que deben ser contemplados y poseídos. Y a ellos los instan a buscar el conflicto, a poseernos como los objetos que creen que somos, tratarnos como los seres inferiores que perciben en nosotras.

Aquella chica, y podemos estar hablando de cualquier mujer que se haya visto en la misma coyuntura, no se resistió porque decidió que su vida valía más que una violación. Porque cuando sabes que tienes todas las de perder decides que lo mejor es que pase cuanto antes. Porque no hace falta que sean cinco, con que sea uno más agresivo y fuerte que tú ya estás jodida, vendida, y ese miedo, además, paraliza. Sabes perfectamente que “resistirte” sólo hará que te den una paliza antes de, finalmente, violarte.

Nos pasa a todas, en cualquier situación, no hace falta que sea una violación. No conozco a ninguna mujer que no haya agachado la cabeza en algún momento de su vida donde tenía todas las de perder: oyendo guarradas por la calle, recibiendo insultos de un tipo al que ha rechazado, mordiéndose la lengua con un compañero que agrede cada vez que habla. Se trata de priorizar: a veces prefieres apretar el paso y escapar de un tipo que puede ser peligroso si le contestas lo que de verdad quieres, otras veces prefieres preservar tu imagen profesional -que se puede ir al traste si dices directamente “este compañero es una acosador”-, y en otras ocasiones prefieres, simplemente, sobrevivir.

Pero callar no es otorgar, y si los encargados de aplicar la justicia no tienen en cuenta el contexto social y psicológico de agresores y agredidas, jamás podrán aplicar una justicia que sólo esta en su mano.

Cada ocho horas, una mujer denuncia una violación en nuestro país: cada ocho horas, un hombre está violando a una mujer. Hablamos solo de las que se atreven a denunciar, que son las menos. Y todavía hay gente que se pregunta cómo puede ser esto. Pues bien, esto sucede porque además de que la justicia no llega en muchísimas ocasiones, en los medios se equipara a víctima y agresor cada día; se pone en duda a la mujer, a pesar de que son conscientes del casi inexistente porcentaje de denuncias falsas; se empatiza con los agresores, se les exculpa, se les protege.

Whatsapps de La Manada y amigos previos a la madrugada del 7J hablando de violar a mujeres.

“Tengo reinoles tiraditas de precio.Para las violaciones”.
“Hay q buscar el cloroformo,las cuerdas…para no cogernos los dedos xq DESPUÉS QUEREMOS VIOLAR TODOS”. pic.twitter.com/5WVJt8sHpX

La “coach” Cristina Soria sobre la violación de Sanfermines:

“Al final hay SEIS VÍCTIMAS (…) sean culpables ellos o CULPABLE ELLA”.

“Ella tiene derecho a un ‘no’ y también ellos tienen esa oportunidad de decir que no ANTE UNA PROVOCACIÓN DE ELLA”.

Los medios, con el caso de la violación múltiple en San Fermín, están haciendo lo que siempre han hecho: dudar de la víctima y blanquear la imagen de los violadores y mancillar -por enésima vez para la mujer- la de ella. Desde reportajes sobre lo triste que es la vida de ellos en la cárcel hasta artículos donde explican que la víctima se ha ido de vacaciones.

Tras la humillación por parte de programas como Espejo Público ( no es ni mucho menos la primera vez), viene la incertidumbre de qué opinará un tribunal sobre tu propia experiencia. La vida de esta chica va a depender de qué entiendan estos jueces por violación. Si creen que hay que gritar “NO” repetidamente y dar patadas para zafarse, significará para ellos -y para la vida de ella- que fue una relación consentida, y se irán de rositas. Si son conscientes de que cinco hombres imponiéndose sobre una chica que no dio su consentimiento para penetrarla vaginal y analmente sí es violación, los condenarán.

No sé si la chica de este caso llegará a leer este artículo, pero si lo hace, debe saber que somos legión las mujeres que estamos con ella. Que sabemos perfectamente que no es una relación consentida cuando cinco hombres no necesitan tu “sí” para penetrarte; que sabemos que si te roban el móvil y tiran la SIM es para terminar de humillarte y que no puedas pedir ayuda; que somos conscientes de la violencia institucional que sufren las mujeres que denuncian. Pero sobre todo, debe saber que somos miles y miles las que luchamos para que esto cambie, porque hoy es ella, ayer fueron muchas más, y mañana podemos ser nosotras mismas.

Y a los agresores cabría decirles que también somos muchas, y cada vez más, las que empezamos a cambiar nuestras prioridades en una agresión, que la ira se nos está acumulando, caso a caso, experiencias propias incluidas, y el peligro está cambiando de bando: cuidado a quién elegís a la hora de agredir, porque igual os equivocáis y descubrís que el cántico de “ni un machista con dientes” se convierte en vuestra realidad.

FUENTE:ELDIARIO.ES

Publicado en Difusión, Feminismos, GT Mujer VVK | Deja un comentario

Charla sobre la Incineradora de Valdemingómez – VIERNES 1 DIC 18h

El próximo viernes 1 de diciembre, a las 18:00 h. la Alianza Incineradora de Valdemingómez NO de Villa de Vallecas, en la que participa el Grupo de Trabajo de Valdemingomez del 15M Villa de Vallecas, convoca a vecin@s de Villa de Vallecas a una charla/debate sobre la Incineradora de Valdemingómez.

El acto, que se celebrará en el Centro Juvenil “El Sitio de mi recreo”, constará de una primera parte en la que médicos del Grupo de Estudios Incineración y Salud (GEIS) nos explicarán las principales afecciones a la salud que provocan instalaciones como la de la Incineradora de Valdemingómez. Después, expert@s en gestión de residuos nos hablarán de la estrategia de Residuos Cero, como alternativa a la incineración de residuos. Y finalmente, abordaremos entre tod@s las posibles vías para trasladar toda esta información al nuestr@s vecin@s, tanto del distrito como del resto de Madrid, para que seamos muchas más las personas que defendamos que la Incineradora de Valdemiongómez no debe seguir funcionando más allá de 2020, cuando vence su actual contrato de explotación.

 

Publicado en Difusión, Incineradora Valdemingómez, Medio Ambiente | Deja un comentario

Por qué dejo llorar a mis hijos en lugar de decirles “no llores, no pasa nada”

Mami, ¿a ti te gusta que yo llore?

Esto es lo que Maia, mi hija de tres años, le preguntó a su madre hace unos días. Esta pregunta y la maravillosa respuesta que Ana le dio —pronto la descubrirás— me han inspirado para escribir esta reflexión sobre la torpeza con la que solemos reaccionar ante el llanto de los niños y sus emociones incómodas.

¿Llorar o no llorar? He ahí la cuestión

En casa, Maia puede llorar todo lo que quiera y lo sabe. Ana y yo creemos que el llanto es la manera que tiene un niño de tres años de expresar sus emociones más incómodas —miedo, rabia, tristeza, frustración, soledad— y nos parece sano dejarla llorar. No tiene nada de malo y por eso no solemos intentar cortar su llanto, sino darle pie a que exprese la emoción que hay tras sus lágrimas.

Sin embargo, no todo el mundo comparte nuestra política ante el llanto infantil. Es muy habitual que cuando un niño llora, sus padres, maestros u otros adultos le digan: “No llores, no pasa nada”.

De hecho, cuando Maia llora en la escuela este es el  feedback que suele recibir de sus profesoras. Le dicen que no llore, que no pasa nada, e intentan distraerla con lo que pueden.

La intención es buena, pero el resultado no. Lo que están consiguiendo es que Maia piense que a sus profesoras no les gusta que llore. En consecuencia, cuando algo la incomoda y llora en la escuela, siente que está haciendo algo que no está bien. De ahí su pregunta, esa que abre este artículo.

Evitar las emociones incómodas

En su forma más básica, la naturaleza humana es bastante simple: buscamos lo agradable y evitamos lo desagradable. Por esta razón, desde niños nos enseñan a renegar de las emociones incómodas —que solemos expresar llorando—, puesto que no son plato de buen gusto.

Asimismo, vivimos en una sociedad que idolatra el ideal de la felicidad perpetua y rechaza las emociones incómodas y la vulnerabilidad. Parece como si el mensaje fuera: “Si no te pasas el día con una sonrisa en la boca, algo debes de estar haciendo mal”. No está bien visto estar triste ni enfadado ni tener miedo.

Por todo esto, los adultos tendemos a negar, ignorar y ocultar nuestras emociones más incómodas, aquellas que nos hacen sentir vulnerables. Sin embargo, lo peor es que hacemos lo mismo con las emociones difíciles de nuestros niños: en lugar de ayudarles a aceptarlas y enfrentarse a ellas, les enseñamos que deben reprimirlas.

¿Tratarías igual a un adulto?

Imagina que una amiga te dice que está muy triste y, entre sollozos, te empieza a contar lo mal que se siente. ¿Le dirías que no siguiera llorando, que se callase y que no pasa nada? ¿Intentarías distraerla mostrándole un vídeo de YouTube o dándole una golosina? Seguro que no.

Tal vez te pondría en una situación incómoda que compartiera contigo esa emoción, pero supongo que intentarías ayudarla a integrar lo que siente y a gestionarlo de la mejor manera posible. ¿No es así?

No siempre estamos bien

No podemos transmitirle a nuestros hijos el mensaje de que deben estar siempre felices y contentos. Por ejemplo, si siempre que tu hija llora para expresar su malestar cortas su llanto, puede asumir que no debe sentirse así. En consecuencia, cuando se sienta mal por algo, tenderá a reprimir la expresión de su emoción porque no está bien visto mostrarla en público.

En cambio, si los adultos permitimos a los niños llorar para expresar su vulnerabilidad y sus emociones incómodas, a medida que crezcan aprenderán a gestionarlas mejor y desarrollarán nuevas estrategias para expresarlas e integrarlas. Al fin y al cabo, no pueden aprender a gestionar aquello que reprimen.

Y es que nos gustaría que el mundo fuera de color de rosa, pero no es así. El rosa se mezcla con el negro, el verde, el azul y el resto de colores del arco iris. Las emociones incómodas son una parte inevitable de la vida, van en el mismo paquete que las agradables. La vida nos regalará momentos dulces y hermosos, pero también nos hará saborear la pérdida, la enfermedad, la vejez y la muerte.

Debemos prepararnos para lo que todas estas experiencias nos harán sentir y más les vale a nuestros hijos que aprendan a navegar con destreza en este mar de emociones cambiantes.

Llora, hija, ¡nosotros te queremos siempre!

Bueno, ¿quieres saber qué le respondió Ana a Maia? No te haré esperar más:

-Mami, ¿a ti te gusta que yo llore?

-Maia, a mí me gustas siempre. Me gustas cuando lloras, cuanto te ríes, cuando estás enfadada, cuando estás triste…¡Me gustas siempre! Si tú tienes ganas de llorar, llora. No importa si me gusta o no.

Ayudar a expresar

En conclusión, la próxima vez que te encuentres con un niño llorando, piénsatelo dos veces antes de decirle que deje de llorar y que no pasa nada. Aprovecha la oportunidad para ayudarle a expresar lo que siente y hacer algo que le ayude a sentirse mejor; pero sin negar ni ignorar esa emoción incómoda por la que llora.

Y es que, como dice mi amiga Montse cuando su hija llora: ¡Déjala que llore, coño! ¿¡Tú sabes el dineral que me he gastado yo en psicólogos para aprender a llorar!?

¡Tienes más razón que una santa, Montse!

FUENTE: ELDIARIO.ES

Publicado en Educación | Deja un comentario